!!!PEMA Programa Especial para la MineríaArtesanal Proyecto Intermedio

PROYECTO GAMA: INTERVENCIÓN, RESULTADOS RELEVANTES Y OPINIÓN SOBRE CASO WINCHUMAYO

El Proyecto GAMA - Gestión Ambiental en la Minería Artesanal – (2000-2008) es un proyecto de cooperación bilateral entre los Gobiernos de Suiza y Perú que se implementó con el objetivo de afrontar la informalidad y el deterioro ambiental ocasionados por la minería Informal/artesanal en regiones priorizadas que constituyeron el ámbito de acción y contrapartes del proyecto (Ica, Ayacucho, Arequipa y Puno). .

La minería artesanal

La minería artesanal/informal es una actividad ancestral que toma gran impulso, con visos de ilegalidad a partir de la década del 80, originada por la recesión económica, crisis del campo y la violencia terrorista que determinaron procesos migratorios hacia zonas con predominante filiación aurífera.
Esta situación se ha desbordado en los últimos años debido al incremento espectacular de la cotización internacional del Oro (actualmente mayor a US$ 900/Oz,), la persistente carencia de empleo que imposibilita ocupaciones alternativas y la falta de políticas coherentes respecto a la minería artesanal por parte del Estado a nivel nacional, regional y local, situación que ha empezado a cambiar como lo evidencia la actual decisión del Ministerio de Energía y Minas de implementar un Proyecto de apoyo a los Gobiernos Regionales para la formalización de la minería artesanal mediante el cual se crearán oficinas desconcentradas en zonas claves para promover la formalización de dicha actividad.

La minería artesanal de oro es una actividad que por su bajo costo de inversión inicial y rápida generación de ingresos atrae a amplios sectores de la población rural pobre y se desarrolla en lugares muy alejados e inhóspitos donde se ubican los yacimientos.

Como ya se ha señalado, la pobreza e informalidad son características muy asociadas a la minería artesanal. El minero informal invade y ocupa áreas mineras de otros titulares o del Estado, trabaja en ellas por cuenta y riesgo propio sin autorización ni acuerdo con los titulares (muchas veces ni siquiera saben que existe un titular) o realizan su trabajo sin contar con autorizaciones ni licencias de operación, sin orientación técnica, sin medidas de seguridad e higiene minera y con despreocupación por la preservación del ambiente
.
En el aspecto social, los poblados que conforman presentan gran precariedad, las viviendas son chozas levantadas, en muchos casos, en áreas de riesgo con el único criterio de tener la mayor cercanía posible a las labores mineras, no cuentan con servicios básicos, se contaminan y contaminan el ambiente con mercurio y otras sustancias tóxicas. Son poblaciones que se encuentran en alto grado de riesgo en todo sentido.

Por otro lado el sector minero artesanal ofrece una serie de aspectos positivos, tales como constituir una alternativa de explotación de yacimientos de pequeña magnitud, uso intensivo de mano de obra, generación de cierto desarrollo en zonas apartadas y deprimidas del país donde, en muchos casos, no es posible articular otro tipo de actividad productiva y en donde los ingresos generados llegan en la forma más directa a las zonas rurales, dinamizando sus economías y propiciando encadenamientos productivos locales, lo que constituye un alto potencial para su desarrollo e integración en la economía formal.

Así pues, la minería artesanal se desarrolla en condiciones totalmente diferentes a la minería convencional (no existe ninguna relación ni convenio de trabajo formal, no hay salarios, seguros ni tributos). El minero artesanal informal trabaja sin ningún derecho que lo faculte. El titular de la concesión tiene el derecho para hacer explotación minera pero no puede ejercerlo debido a la presencia de los informales. Esta divergencia entre la situación de hecho y de derecho, da pie a un escenario de conflicto entre los mineros informales y los titulares mineros.

Proyecto GAMA: Intervención y resultados

Ante la situación expuesta, el Proyecto GAMA, en el análisis concienzudo de la problemática de esta actividad, que permite tener ingresos y vivir a miles de peruanos que no pueden encontrar un puesto de trabajo en otro lugar y considerando que la minería informal es un problema, pero que también puede constituir una oportunidad para salir de la pobreza si se realiza de manera formal, abordó las siguientes alternativas de solución

a) A la fuerza,
b) Crear actividades económicas alternativas.
c) Formalizar las actividades mineras, mediante distintas modalidades y ámbitos de gestión.

El resolver problemas mediante la fuerza tiene la ventaja de que puede resultar rápido, si da resultado, pero ofrece las siguientes desventajas: i) baja posibilidad de éxito sustentable, ii) no acabaría con las causas de la informalidad minera y iii) agravaría los problemas sociales y de desempleo; como ha sucedido con innumerables experiencias urbanas

La solución del problema mediante actividades económicas alternativas, demandan mucho tiempo, fuertes inversiones y un cambio de patrones culturales y habilidades personales para determinada actividad. Asimismo, la creación de actividades económicas alternativas, dejaría “puestos de trabajo informales” vacantes, que rápidamente serían ocupados por nuevos grupos de informales.

Se ha considerado la alternativa de formalización mediante distintas modalidades y ámbitos de gestión, como la más viable, a pesar de ciertas desventajas: i) es complicado diseñar e implementar estrategias sostenibles ii) puede llevar mucho tiempo y iii) el costo puede ser alto. Sin embargo ofrece las siguientes ventajas: i) acciones con mayor probabilidad de sostenibilidad y ii) se puede afrontar con mayores posibilidades de éxito los problemas técnicos, sociales y medio ambientales; propendiendo a la inserción de la minería artesanal-informal en el circuito de la economía formal.

Dentro del enfoque expuesto en el párrafo precedente, el Proyecto GAMA de la Cooperación Suiza ha contribuido en los siguientes logros más relevantes:

• Incidencia en la dación de la Ley Nº 27651 que constituye el marco legal adecuado y perfectible para intentar un proceso serio de formalización de la minería artesanal y que la incorpora como estrato de la minería peruana en la Ley General de Minería).
• Organización empresarial y gremial de los mineros de las zonas mencionadas (actualmente más de 150 organizaciones entre asociaciones y empresas minero artesanales).
• Capacitación en aspectos organizativos, legales, técnicos, ambientales y de gestión empresarial,(existen algunas empresas minero artesanales que más han avanzado en la formalización y no sólo tienen concesiones mineras, licencias y autorizaciones para de operación minera sino también de plantas de beneficio, tributan e inclusive ya han empezado a exportar oro.
• Introducción de mejoras técnicas y ambientales,
• Procesos de negociación entre mineros organizados y titulares de concesiones mineras para la formalización
• Evidencia del aporte e importancia de las mujeres mineras,
• Difusión y sistematización de conocimientos relacionados con la actividad minero artesanal peruana (plataforma Web (http://geco.mineroartesanal.com), a través de TICs, mediante tele centros en más de 15 comunidades mineras artesanales.

El caso de Winchumayo

La desgracia ocasionada por la naturaleza (alud) que recientemente cayó sobre el poblado minero informal de Winchumayo en la provincia de Carabaya, Puno, ha permitido al país tomar conciencia dramáticamente de las condiciones altamente riesgosas y extremas en las que pueden llegar a trabajar y vivir los mineros informales. El equipo del ex - Proyecto GAMA , deplora el desconocimiento, en unos casos y el oportunismo político en otros, frente a una realidad que exige compromisos y acciones concretas conducentes consolidar el proceso de formalización ya iniciado con la consecuente y decidida participación de “titulares“ y mineros informales de la zona.

GAMA ha sido testigo y actor del proceso de formalización llevado a cabo por los mineros artesanales que trabajan en la concesión minera colindante con la zona del alud (“Media Naranja 1000”). Se facilitó una Mesa de Diálogo y Negociación entre mineros artesanales y el titular minero, contándose con la importante presencia de autoridades nacionales y regionales. Los mineros se asociaron en empresas y lograron que el titular les transfiera un porcentaje significativo de sus acciones (55%) con lo cual se convirtieron en cotitulares mineros; ambas partes -como socios- podrán trabajar juntos y beneficiarse de la actividad minera formalmente realizada. Este proceso puede replicarse en las zonas aledañas como la de Winchumayo.


Se precisa que Winchumayo, de acuerdo al catastro minero, se encuentra dentro del área superficial de la concesión minera “Chibolo 2”. En el Anexo 2 se detalla información sobre sus accionistas.

Pero es necesario tener en cuenta que la formalización no es un solo acto mediante el cual los informales se tornan formales de un día para otro y funcionan automáticamente como empresa como la que algunos políticos, autoridades y periodistas tienen en mente: invirtiendo, teniendo planillas, seguros, pagando tributos, etc. No es así, es todo un proceso lento de construcción de voluntades comunes, de capacidades, de institucionalidad, que se construye paso a paso. Una adecuada política de las autoridades para promover la formalidad de la minería artesanal ayudará mucho a ese sector y al país.


Proyecto PEMA Marzo 2009
Para que el equipo que trabajo en GAMA pueda transferir al sector público las experiencias y metodologías adquiridas en la formalización de la minería artesanal, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación –COSUDE-, está implementando el Proyecto Especial para la Minería Artesanal – PEMA por un período de dos años.


Anexos
plano catastral