En las últimas horas, unidades de la Armada Nacional en desarrollo de operaciones conjuntas, coordinadas e interagenciales con el Ejército Nacional, la Policía Nacional, la Fuerza Aérea Colombiana y la Fiscalía General de la Nación, lograron la captura de nueve integrantes de una estructura criminal de minería ilegal y la incautación de cuatro dragas en el departamento del Guainía.

La operación se adelantó en cumplimiento de órdenes judiciales expedidas por la Fiscalía No. 76 Especializada de Villavicencio por los delitos de Concierto para Delinquir Agravado, Cohecho Propio y Utilización indebida de Información Oficial Privilegiada, y se desarrolló de forma simultánea en la ciudad de Villavicencio, Meta, el municipio de Inírida y el corregimiento de San Felipe, en el departamento del Guainía.

Dentro de los capturados se encuentran dos miembros activos de las Fuerzas Militares, un Oficial de la Armada Nacional y un Suboficial del Ejército Nacional, quienes presuntamente habrían auspiciado el actuar ilegal de esta estructura criminal. Estas capturas hacen parte del cumplimiento del Plan “Cero Tolerancia a la Corrupción” del Gobierno Nacional.

Este golpe propinado a las organizaciones criminales que delinquen en la Orinoquia colombiana, es el resultado de un trabajo articulado de la Fiscalía General de la Nación y la Armada Nacional, quienes adelantaron durante varios meses, esfuerzos de investigación y operaciones para recopilar material probatorio que contribuyó a la identificación de los integrantes de esta organización y posterior desarticulación de la misma.

Así mismo, en el marco de la ofensiva contra este delito ambiental, unidades de la Fuerza Naval del Oriente en desarrollo de una operación de asalto fluvial incautaron cuatro dragas de fabricación artesanal utilizadas para la extracción ilegal de recursos mineros, localizadas sobre el río Guainía. Al interior de las dragas fueron hallados tres motores diésel y un equipo de comunicaciones.

La minería ilegal es una de las principales fuentes de financiación de los Grupos Armados Organizados Residuales que delinquen en esta zona del país, delito que atenta contra los recursos hídricos, debido a la contaminación ambiental por mercurio y cianuro empleados para la separación del oro, lo cual causa daños irreparables en la fauna y afecta la salud de las comunidades ribereñas.

FUENTE:https://www.armada.mil.co/