Los pequeños mineros de Ambato se han dedicado por años a la extracción de arena, piedra y ripio, elementos primordiales para la construcción.


La crisis de la minería a pequeña escala en la ciudad es consecuencia de la recesión en el sector de la construcción, pues las empresas dedicadas a esta labor eran sus principales clientes. Ahora registran pérdidas de hasta el 60% tras la reducción de personal y los ingresos mínimos.

Situación

En Ambato existen alrededor de 48 entidades que se dedican a la pequeña minería y minería artesanal en sectores como Aguaján, Quillán y Las Viñas.


Según Blanca Pinto, concesionaria de una mina en Las Viñas, la crisis llegó a su negocio hace dos años, cuando sus clientes empezaron a dejar de comprar el material que extrae para la construcción.


“Ahora ya no hay rentabilidad como antes había. Cuando se daña la maquinaria tenemos que pedir prestado dinero para repararla y seguir trabajando”, dijo Pinto.


Actualmente en esta mina trabajan dos obreros, cuando hace dos años eran cuatro los colaboradores.

Tras la muerte de su esposo, Pinto confesó que ha pensado en dejar la minería, pues muchas veces el dinero que ingresa solo alcanza para pagar a los obreros.

Hace años en las minas la gente trabajaba con pico y pala, pero ahora han optado por utilizar palas mecánicas y grandes volquetas que trasladan el material.


En otra mina de Las Viñas, Vidal Carranza es el único empleado que queda, pues sus ocho compañeros han ido despidiéndose de este trabajo paulatinamente desde que empezó a laborar en este lugar hace seis años.

Vidal desempeña el cargo de operador y constantemente da mantenimiento a la maquinaria que se utiliza para extraer el material de construcción.


“Mis hijas han comido y estudiado de esto, me gusta trabajar aquí por eso no me he ido”, dijo el obrero, quien llega desde Patate todos los días después de más de dos horas de viaje desde su hogar.

Normativa

El 11 de abril entró en vigencia la ordenanza que establece el sistema de manejo ambiental de Ambato, normativa que regula la pequeña minería y minería artesanal.


Aracelly Pérez, presidenta de la Comisión de Higiene y Medio Ambiente del Concejo Municipal de la ciudad, mencionó que esta ordenanza beneficia a este sector, pues se les dará capacitaciones para que conozcan como explotar de mejor manera la mina y así tengan más posibilidades para comercializar el material. (RMC)

FUENTE: https://lahora.com.ec/ (external link)