En reunión con directivos de la Agencia Nacional Minera y el Gobernador de Risaralda, el alcalde de Quinchía Jorge Alberto Uribe dio a conocer los problemas sociales que se están generando en el municipio por la falta de oportunidades que tienen las personas que son obligadas a dejar la minería artesanal.


Uribe aseguró que tras un amparo administrativo, 400 personas tuvieron que ser desalojadas del sector de Miraflores, puesto que el título minero de esta zona es de la empresa canadiense Seafield.


A pesar que desde hace cuatro semanas les enviaron la notificación, los mineros, insisten que la medida es un atropello y aseguran que necesitan oportunidades laborales para dejar de trabajar en el sector, pues con este ejercicio sobreviven.


“Con la Agencia Nacional Minera hemos hecho varias reuniones para lograr tener alternativas con las personas, elevamos el pedido a nivel nacional para tener una solución social a la problemática, que junto a ministerios, gobernaciones de Caldas y Risaralda, se establezcan alternativas sociales y de empleo para estas personas”, afirmó Uribe.


Agregó que por el terreno y las condiciones de vida que llevan los ciudadanos en Quinchía es muy complicado que en su localidad se hable de erradicar la minería artesanal, ”los mineros no están dispuestos a ganar $ 20.000 diarios, necesitan megaproyectos que generen recursos”, expresó.


Alonso García, minero de la zona de Miraflores, manifestó que tras las medidas que se están tomando en el territorio se realizará una reunión con las autoridades locales y nacionales el 22 de noviembre, para exponer los atropellos y buscar soluciones para las más de 5000 familias que se dedican a esta labor en el municipio.



Primer foro de minería
En la reunión con el vicepresidente de contratación y titulación de la Agencia Nacional de Minera, el gobernador de Risaralda, Sigifredo Salazar, y los alcalde de Quinchía, Pueblo Rico, Apía, Belén, La Celia, Balboa, Santa Rosa y Dosquebradas, los mandatarios se comprometieron a trabajar por una minería bien hecha y responsable en el territorio.


Eduardo Amaya, vicepresidente de contratación y titulación de la Agencia Nacional Minera, aseguró que “Risaralda tiene 94 títulos mineros vigentes, de los cuales 6 son autorizaciones temporales, 44 de estos son de materiales para construcción, 44 más de oro y metales preciosos, 1 de carbón y 5 de otros minerales”, dijo.


Así mismo manifestó que el tema de formalización minera se está trabajando con el Ministerio de Minas y Energía, en el cual se asumieron compromisos para caracterizar el municipio de Quinchía y darle prioridad en el proceso de formalización.


Por su parte el gobernador de Risaralda, afirmó que otra necesidad latente que hay en el departamento es la falta de canteras para sacar material para el afirmado de las carreteras, “esperamos que de la mano de la Agencia Nacional Minera y la Cárder podamos agilizar los trámites para mejorar las vías terciarias del departamento”, concluyó el mandatario.


Dato: Durante el 2016 se han cerrado 40 cubículos ubicados debajo del río Cauca, en Quinchía

FUENTE: http://www.eldiario.com.co/ (external link)