Loading...
 GECO - Gestión de Conocimientos para la Minería Artesanal (MAPE) :: geco.mineroartesanal.com :: Login or register :: 14-Ago-2020 15:49

Site Language: es

Precio de oro (24h)

Usuarios en línea

69 usuarios en línea
Imprimir

Movimiento Negro Tomasita de Alcala

PRESENCIA AFRICANA EN EL PERU


Desde el mediados del siglo XV, con el descubrimiento y la conquista de amèrica por las principales potencias coloniales, europeas de la época, la realidad de los pueblos africanos cambió dramáticamente.

Al igual que en resto de América nuestros antepasados fueron traídos para remplazar a la población Indígena que había disminuido significativamente, durante el tiempo que se puso el comercio de personas esclavizadas (1540-1588) mas de 9 millones de africanos(as) fueron secuestrados violentamente para ser vendidos en América como esclavos. Se dice que cerca de un tercio de ellos o ellas murieron víctima de brutalidad de los comerciantes negreros, con la presencia de los africanos y su cultura el rostro de América cambió para siempre.

En los primeros años de la conquista española nuestros antepasados cumplieron funciones de interpretes, de personal al servicio de los conquistadores y como guerreros.

Mediante la capitulación de Toledo en 1528 se autorizó el ingreso oficial de africanos en el Perú. Al fundarse las primeras ciudades creciò la necesidad de introducir mayor números de africanos. El número de afrodecendientes llamados Zambos, Mulatos, creció entre otros como consecuencia de las uniones sexuales entre amos y esclavos.

En las ciudades peruanas es común ver en los mercados a vendedores negros, zambos y mulatos y una amplia gama de esclavos cumpliendo diversas labores. En el campo los esclavos y esclavas labran la tierra de las haciendas religiosas como los jesuitas. Los esclavos trabajaban la caña de azúcar, la vid, el olivo, el algodón y productos de pan.

También la vida festiva y religiosa se vio influenciada por nuestra presencia. La lengua y habla costeña recogió muchos vocablos africanos. La comida y la cocina costeña recibió también esta influencia: Tamales, Mondongos, Menestras, destinados para los esclavos, gracias a las destrezas de las abuelas se convirtieron en ricos potajes que hoy forman parte del acervo culinario peruana e internacional.

En la vida religiosa los cofradías de esclavos canalizaron el fervor religioso de nuestros ancestros, en ellos expresaron sus sufrimientos y sentimientos más profundos para llevar una vida digna. Mas afrodecendientes dieron inicio al culto del "CRISTO DE PACHACAMILLA" O "SEÑOR DE LOS MILAGROS" unas de las manifestaciones mas populares y mas grande de América, en este periodo se destaco con luz propia el mulato "MARTÌN DE PORRAS", claro testimonio de la presencia africana en el catolicismo peruano, las cofradías de esclavos libertos, dieron coloridos a los carnavales y actividades públicas de la colonia. Los festejos, el lando, la samacueca y el vals fueron practicados con elegancia por nuestros antepasados. de esta manera nuestros ancestros trataron de sobrellevar la dura vida que tenían haciendo de la mùsica, el canto y la danza espacios de resistencias y de afirmaciòn de nuestra identidad y cultura, contribuyendo a la construcción de la nueva cultura que surgió luego del colapso.

"POR TODO LO ANTERIOR NO DEBEMOS OLVIDAR QUE SOMOS LOS HEREDEROS Y DECENDIENTES DE UNA GRAN CIVILIZACIÒN Y CULTURA".


DÉCIMAS AFROPERUANAS


María puso a Jose
Aquel misterioso cuerno;
Le dio por hijo a Jesús
Siendo hijo del Padre Eterno.


Ritmos de la esclavitud
contra amarguras y penas
al compás de las cadenas
ritmo negros del Perú


De África llegó mi abuela
vestida con caracoles
la trajeron lo' españoles
en un barco carabela.


La carimba fue su cruz;
y en amdel sur,
al golpe de sus dolores
dieron los negros tambores
ritmos negros del Perú.







Contribuyentes a esta página: geco y Morena .
Página última modificacion en 31-Jul-2008 01:17 por geco.



Sponsor / Auspicio